El tonto
Cuerpo

Es una aplicación como Tinder fue la inspiración para crear la plataforma que cuenta con 20.000 usuarias y por la que acaba de recibir un premio internacional. Para entrar en ella hace falta completar un perfil y pasar unos tests. “Funciona como las aplicaciones de encontrar pareja. Las empresas buscan los perfiles y todo es cuestión de matches. Es un juego”, bromea. "Y hay más posibilidades de encontrar pareja de trabajo o de vida con 20.000 mujeres que con tan solo cuatro".

Se creó hace dos años y medio SheWorks! Academy una plataforma de educación en línea para mujeres que ofrece entrenamiento en habilidades de la economía digital para la inserción en el mercado laboral. El proyecto activo en 65 países de todo el mundo, acaba de recibir el premio EQUALS in Tech 2019.

El galardón que acaba de recibir reconoce proyectos innovadores para reducir la brecha de género a través de la tecnología. Apoyada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), compañías como Facebook, Microsoft y Google participan en esta iniciativa junto a Naciones Unidas para cumplir con la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La princesa que quería construir castillos también quiso resolver un misterio. “No entendía por qué las mujeres se iban del mercado por culpa de una falta de flexibilidad y conciliación. El 51% abandonan su oficio al tener hijos y tienen que elegir entre familia y trabajo. Me pareció una absoluta paradoja en este mundo actual donde todo se mueve con tecnología”, explica Moschini.

Por lo tanto, para solventar este problema “absurdo”, ofrece un sistema transparente de trabajo remoto para todas, con o sin hijos, en las grandes ciudades o en un pueblo perdido de Argentina. La academia educa a quienes no tienen la suerte de nacer en una ciudad llena de posibilidades o medios para ir a universidades. “Hacemos un análisis exhaustivo de datos para saber qué necesita el mercado y las preparamos para ello”, añade la experta.

La brecha salarial en América Latina es uno de los principales desafíos para lograr la equidad de género. Este índice puede llegar a un 30%, según han alertado expertos que participaron en el Women Economic Forum (WEF) el pasado mes de agosto. Argentina entra en esta línea con un 27,5% mientras la media mundial no supera el 19% y España no alcanza el 15, según los últimos datos de la OIT.