Cuquita
Cuerpo

No hay nada peor que encontrarte con frasco muy bien cerrado. No necesitas un artefacto elegante para abrir frascos, ¡hay muchas formas de abrir un frasco apretado con objetos que comúnmente tienes en tu hogar!. Aquí te damos algunos consejos de cómo o puedes hacer.

1.-Intenta girar la tapa con un paño de cocina seco. En ocasiones, un paño es todo lo que necesitas para agarrar mejor una tapa dura y poder girarla. Sostén el frasco con la mano no dominante y coloca el paño sobre la tapa, luego gírala en contra de las manecillas del reloj.

Es buena idea intentar abrir los frascos apretados sobre el fregadero o la encimera. De esta forma, será fácil limpiar lo que se derrame si la tapa se abre repentinamente.

2.-Ponte un par de guantes de cocina de goma para darles más tracción a tus manos. Ponte un par de guantes de cocina de goma secos, de los que normalmente usarías para lavar los trastes o limpiar. Intenta girar la tapa del frasco como siempre lo haces.

3.- Coloca plástico para envolver sobre la tapa para conseguir una mejor sujeción. Corta suficiente plástico para envolver de un rollo, para cubrir la tapa del frasco. Colócalo en la parte superior y presiónalo alrededor del borde hasta que se adhiera a la tapa, luego abre la tapa.

4.- Estira una banda de goma alrededor de la tapa para añadir agarre, como alternativa al plástico para envolver. Consigue una banda de goma que se ajuste estrechamente alrededor de la tapa del frasco y estírala alrededor del borde. Usa la mano dominante para asir la banda de goma e intenta retirar la tapa.

Las bandas de goma más anchas son mejores para este método, ya que hay una mayor superficie que se puede sujetar.

5.- Intenta usar una hoja para secadora para obtener mayor agarre, si la tienes a la mano. Una hoja para secadora es otra opción para crear tracción para tus manos. Coloca una sobre la tapa del frasco y gírala para retirarla.